Nuestras ciudades NO se venden – 12M –

Convocatorias

Nuestras ciudades NO se venden – 12M –

8 May , 2018  

El 12M nos manifestamos en muchas ciudades porque nos unen muchos problemas comunes y hemos dicho BASTA.

Las ciudades confluimos en una jornada reivindicativa: desde Nápoles hasta Toledo, desde Iruña a Málaga, desde Las Palmas a Barcelona, Granada, Valencia, Gijón o Sevilla, las ciudadanías se rebelan. Donde la política convencional no llega, llega la ciudadanía que no se resigna.

El 12 de mayo, salimos a las plazas. No recurrimos al clásico (y ambiguo) “sobran las razones”: en Madrid estamos en el límite de una situación de emergencia. La recuperación del ciclo inmobiliario, unida al empobrecimiento generado por la crisis, conduce a la exclusión, la expulsión y la precariedad. Nos roban la ciudad, la vivienda y la vida. Nuestras vidas están atacadas por los recortes de derechos, la carestía de la vivienda (ese bien inaccesible para tantas), el expolio de los bienes comunes, la acumulación de la riqueza en pocas manos, la desigualdad de género… Y el mal gobierno. Salimos entonces porque las herramientas activas no son suficientes: en nuestras vidas rebeldes, cotidianas, comprometidas, generamos mecanismos de apoyo mutuo, de crítica y de alternativas, y estamos orgullosos y orgullosas de ello.

Pero son otros los protagonistas de nuestra precariedad: fondos buitres, turistización, gentrificación, ley de arrendamientos, desahucios, bancos malos y “buenos”, brecha salarial, temporalidad, privatización… Desde las grandes operaciones: el Desarrollo del Sureste y el Wanda-Metropolitano hasta la Operación Chamartín; desde la subida imparable de los alquileres hasta la expulsión masiva de inquilinas, pasando por las 15.000 viviendas reconvertidas ilegalmente al sector turístico; de Blackstone en los narcopisos vallecanos hasta la nueva Ley del Suelo; desde el pago de la deuda al monopolio de las constructoras; desde los mecanismos punitivos (mordaza, desahucio exprés) hasta las iniciativas populares rechazadas (ley de Vivienda de la PAH), pasando por las promesas incumplidas (protección del patrimonio público, garantía de vivienda, freno a los pelotazos urbanísticos, equilibrio Centro-Periferias, participación democrática, remunicipalización, gestión social…) que persisten así en el uso mercantil los bienes comunes o bien en el abandono del patrimonio como en las Cocheras de Cuatro Caminos, en el taller de Precisión de Artillería o en el Mercado de Frutas de Legazpi. Vemos cómo la hostilidad de esta vida urbana persigue la pobreza, a las personas migrantes y, carente como está de perspectiva de género, también a la vida autónoma de las mujeres…

Ante todo ello el urbanismo y las élites económicas siguen dirigiendo Madrid. Madrid no se vende pero lo quieren subastar.

¿Hablamos de algo en concreto?

– Un tercio de las madrileñas no tienen recursos fijos y viven, por tanto, en la precariedad. Para los nuevos sujetos laborales -jóvenes y migrantes-, 9 de cada 10 contratos nuevos son temporales e infrapagados.
-El 21,7% de las personas de Madrid viven por debajo del nivel de pobreza (400.000 de ellas, aun trabajando);
-Más del 40% de los ingresos en general y más del 60% de los salarios precarios se destina a la vivienda;
– El último año, hubo 5.000 desahucios en Madrid, una parte de inquilin@s, sin realojo;
– Los alquileres han subido en el último año entre el 37% Tetuán o el 30% en el centro hasta el generalizado más del 20% de otros barrios.

Ésta es la cartografía de nuestra vida en la ciudad.

Por ello, el 12 de mayo salimos a la calle por el derecho a la ciudad, contra la ciudad de los alquileres abusivos, de los desahucios, de la precariedad, la gentrificación, la especulación. Lo hacemos expresando un deseo: una ciudad de todas, de barrios dignos y vivienda garantizada, una ciudad feminista, una ciudad igualitaria, más nuestra, más del común. Lo vamos a pelear.

Nuestras ciudades #NoSeVenden12M

Nuestros barrios #NoSeVenden12M

Nuestros casas #NoSeVenden12M

Nuestras vidas #NoSeVenden12M

Print Friendly, PDF & Email

,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *