Noticias

EVA. Dos años cuestionando el modelo de ciudad.

23 Dic , 2016  

El nacimiento…

Septiembre de 2014, un mes que podrá pasar desapercibido pero no para los vecinos de Arganzuela, donde en aquel entonces nacía EVA, el Espacio Vecinal Arganzuela, con la intención de habitar el abandonado Mercado de Frutas y Verduras.
Desde el principio iniciamos las negociaciones con el Consistorio, en aquel momento liderado por Ana Botella. Tras varias reuniones presentamos el primer proyecto. Mientras la vía administrativa comenzaba a caminar nos dedicamos a vivir el espacio desde el exterior, juntándonos y dando forma a actividades que nos servían para conocernos y para reivindicar lo que en nuestra imaginación era nuestro hogar, un espacio sin espacio.

10675715_727613293941428_8992593727822582869_n

La visita…

Llegó la primera visita completa al Mercado de Legazpi, a finales de enero de 2015. Fue emocionante, los técnicos no esperaban tanta energía y no sabían cómo pararnos. Podéis vivirlo gracias a la emisión en directo que hicimos. Tras este hito, el Ayuntamiento del PP nos invitó a una reunión para comunicarnos su negativa a la cesión. Su argumento fue simple e incomprensible: “No hay disponibilidad patrimonial”. A día de hoy seguimos sin entender qué significa.

El malo…

A los pocos días se confirmó que los planes para el Mercado ya estaban cerrados. Su intención era cederlo en régimen de alquiler a la empresa ADRIPABEL S.L. (después cambiarían el nombre a Bait Ingenieros) por una cuantía de 60.000 euros al año durante 50 años, todo esto por los 36.000m2 del edificio. Si calculáis cuanto pagáis de alquiler en vuestras casas por m2 seguro que es mucho más. Tras este acontecimiento, comenzamos una carrera para tumbar la iniciativa; de hecho fue muy divertido. Investigamos a la empresa y descubrimos a la familia Escudero Arias-Dávila, cerebro de la operación. Nos reunimos con arquitectos para dar forma a las alegaciones técnicas y creamos tanto ruido mediático que la propia Ana Botella tuvo que recular. ¡Vencimos!
Seguíamos haciendo actividades, una de las más importantes se celebró el día 14 de marzo en Intermediae, Matadero. Consistía en presentar los proyectos que queremos desarrollar.

El lío…

Llegó en nuevo Ayuntamiento. Con las nuevas negociaciones volvimos a ampliar y mejorar el documento del proyecto, del que estamos orgullosas porque nos quedó bien cuqui. Todo indicaba que la cesión iba a ser cuestión de días pero nos topamos de bruces con la burocracia. El Ayuntamiento decidió abrir dos líneas de trabajo. Por un lado estaba la creación de un protocolo de cesión de espacios para la ciudad de Madrid y, por otro, el propio proyecto al completo del Mercado de Legazpi.

La primera de estas medidas destina 1.000 m2 a la Junta de Distrito de Arganzuela en la entrada del Mercado que debe designar quién se hará cargo de este espacio. Para acceder a la cesión la Junta abre un concurso público para el que también presentamos otro maravilloso proyecto, (nos hemos hecho expertos en hacer este tipo de documentos tras horas y horas y horas… de trabajo). Esta es la última victoria que hemos conseguido y sobre lo que se ha escrito en prensa estos últimos días.

El segundo punto trata sobre el megaproyecto del Ayuntamiento de reformar el Mercado. Desplazar a 2.000 funcionarios y hacer que convivan con los espacios vecinales que se van a destinar, en teoría, a EVA. Para que el proyecto estuviese a gusto de todos nos “invitaron” a participar en un proceso de participación iniciado por el Ayuntamiento. Tuvimos muchas dudas. La principal era ¿pero no es EVA en si mismo el proceso de participación sobre el mercado? ¿Por qué es necesario otro? Nos pareció una forma de desconfianza por parte de las instituciones hacia los ciudadanos. Sentimos mucha presión sobre EVA y finalmente decidimos participar. Nunca sabremos si eso ha sido un acierto o  si ha sido un error. Si sabemos, aunque ahora se proclame como un mérito propio del Ayuntamiento, que hemos logrado salvar en cierta medida el patrimonio, hemos logrado que la plaza central no se destruya, hemos logrado que el Mercado se abriese hacia Madrid Río y hacia Legazpi. Y que hemos puesto toda nuestra energía y generosidad aunque supiésemos que no sería del todo correspondida. ¡Hemos logrado abrir el espacio a la ciudadanía!

 

EVA en Abierto

Con las promesas de la inmediatez en la cesión de la primera parte en el aire comenzamos a activar los proyectos que durante este tiempo se iban incorporando a EVA, y en enero de 2016 disfrutamos de tres días de actividades dentro del Mercado y continuamos el proceso de participación ciudadano al que bautizamos con el nombre de EVA en Abierto. Pero poco a poco esta energía se fue disipando por la larga espera y por los acontecimientos que fueron sucediendo, y que nos obligaron a focalizar las fuerzas en el terreno burocrático.

 

En marzo de 2016, comienza el Proceso Participativo iniciado por el Ayuntamiento, con sus luces y sus sombras y mucha desconfianza por nuestra parte. En un primer momento lo que iba a ser decidido entre todas se convierte en una negociación en la que prácticamente toda decisión estaba ya cerrada y los vecinos teníamos muy poca capacidad de incidencia. Esta situación generó mucha tensión en el seno de EVA. Muchas personas creían necesaria la no participación en el proceso o la salida del mismo para no ser cómplices de lo que podía ser definido con cualquier calificativo salvo “participativo”.

Incluso el Ayuntamiento actual presentó el proyecto final para el Mercado de Legazpi antes de finalizar el Proceso Participativo. Ahora anuncia que lo vuelve a abrir y de ese anuncio se puede entender que sigue trabajando al lado de los vecinos, pero sin embargo la capacidad de decisión de estos ha quedado reducido a un espacio que sólo el Ayuntamiento ha decidido que sea así. 

 

El ahora…

Estamos a punto de acceder a los primeros 1.000 m2 con el objetivo de crecer, sumar proyectos, hacernos fuertes y continuar con las ganas de conseguir el Mercado en su totalidad para el uso de las vecinas y vecinos. Hay sueños que no se pueden encerrar tras muros ni paredes. Y esta es la primera parte del Mercado que ceden a EVA y tal y como hemos vivido, y experimentado, queda escasa. No es un capricho. El espacio determina la potencialidad y el resultado. Pero ese debate serio aún no se ha querido tener por parte del Ayuntamiento. 

 

DSC_0212

DSC_0299

 

La imagen…

Durante todo este tiempo hemos documentado el proceso con fotografías y vídeos, además de recopilar documentación en la web y en las redes sociales. Podéis revivir todos los momentos aquí.

EVA, alternativa y esperanza para la ciudad.

Frente a los proyectos cerrados, intocables, excluyentes y jerárquicos, el Espacio Vecinal Arganzuela ofrece una visión sobre el todo el espacio que revitaliza no sólo el edificio sino que también aporta riqueza, social y económica al distrito de Arganzuela. EVA defiende la riqueza de propuestas de usos y capacidad de adaptación garantizando una apertura a toda la sociedad,  inclusividad,  carácter público e innovador pero sobre todo el retorno social. El Mercado de Legazpi cobra vida de nuevo y seguiremos luchando para que se mantenga como un gran espacio público y abierto, un gran centro de intercambio y distribución de bienes colectivos. Desde lo común y no desde el uso de los recursos públicos, como se plantea desde el Ayuntamiento.

La ciudad de Madrid ante una disyuntiva: innovación y creación ciudadana  vs. austeridad.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *